09
OCT

Si la Cámara de Diputados no prioriza la salud ganan los intereses de la industria de comida chatarra

El proyecto de etiquetado, que tiene media sanción del Senado y dictamen de mayoría de comisiones en Diputados, debía ser tratado en la sesión de la cámara baja del 5 de octubre pero no hubo quórum para garantizar el inicio de la sesión. Desde la sociedad civil llamamos a diputados y diputadas a asumir su compromiso y priorizar la protección del derecho a la salud por sobre diferencias políticas.

(Buenos Aires, 10 de octubre) El martes 5 de octubre estaba prevista una sesión en la Cámara de Diputados para tratar el proyecto de etiquetado frontal de advertencias. Sin embargo, no hubo quórum para dar inicio a la sesión y se desaprovechó una gran oportunidad para que Argentina avance en una ley basada en los mejores estándares y en evidencia científica libre de conflicto de interés.

El proyecto comúnmente llamado “Ley de Etiquetado Frontal” es una medida de salud pública que surgió en 2020 de un amplio consenso político en el Senado y que hoy, a un paso de ser ley, debe ser priorizada por sobre cualquier diferencia política en la Cámara de Diputados.

En este escenario, FIC Argentina, FAGRAN, Consumidores Argentinos, Fundeps y SANAR, relanzar la campaña nacional por un #EtiquetadoClaroYa bajo el lema “Que no nos sigan tapando los ojos” para exigirle a diputadas y diputados que prioricen el derecho a la salud y a la información y aprueben la ley con urgencia sin modificaciones. Si el tratamiento se sigue demorando, los únicos que ganan son los intereses de la industria de comida chatarra.

“Esta ley tiene el apoyo de la mejor evidencia científica local y regional. Desde que el proyecto ingresó al Congreso contó con amplio consenso y apoyo de todos los sectores, y trascendió a los bloques políticos y sus diferencias. Necesitamos que las y los diputados/as retomen ese compromiso y aprueben sin cambios esta ley tan importante para la salud pública de nuestro país”, declaró Victoria Tiscornia de FIC Argentina.

“Esta Ley busca acercar derechos a la población que le vienen siendo vulnerados. Protege a las infancias otorgándoles entornos escolares seguros, para que comer no sea un riesgo para su salud. También los protege de las distintas acciones de marketing y prevé mejoras en los programas de asistencia alimentaria a grupos vulnerables, para que el Estado priorice alimentos de calidad y no provea productos malsanos”, señaló Ignacio Porras, director de SANAR.

“El proyecto de Promoción de la Alimentación Saludable garantiza el derecho a la información que tienen las y los consumidores a la hora de elegir un alimento. Incluso es superador dado que no solo informa sino que advierte del exceso de nutrientes críticos que contienen los productos y que son los principales causantes de las Enfermedades Crónicas No transmisibles. Al mismo tiempo, esta ley regula todo lo referido a publicidad, promoción y patrocinio de aquellos productos que tengan al menos un sello de advertencia, protegiendo especialmente a niños, niñas y adolescentes”, agregó Sergio Procelli, Presidente de Consumidores Argentinos.

"Esta ley busca proteger derechos fundamentales como lo son la salud, la alimentación adecuada y la información en las relaciones de consumo. No son mercancías que puedan dejarse libradas a los intereses corporativos de un particular sector, ni a los juegos de la oferta y la demanda. Es necesario que el Estado avance con regulaciones que permitan hacer de los entornos espacios más seguros y saludables. Nuestros legisladores deben reconstruir los consensos necesarios para sancionar este proyecto", afirmó Maga Merlo, co-coordinadora del área de salud de Fundeps.

"Lamentamos la falta de quórum y convocamos a todes les legisladores sin distinción de partido político a que pongan fecha, garanticen el quórum y voten a favor de esta ley. Ya que se trata de una propuesta superadora a nivel regional, respaldada en la mejor evidencia científica libre de conflictos de interés, y que viene a saldar una deuda pendiente en términos de regulación alimentaria. Cuentan con apoyo de la sociedad civil, de la academia y de organismos internacionales. No hay más tiempo para demoras ni excesos de lobby, necesitamos un etiquetado claro ya. La salud para toda la población es impostergable", concluyó Lic Laura Barbieri, presidenta de la Federación Argentina de Graduados en Nutrición.

Sobre el proyecto:

El proyecto “Promoción de la Alimentación Saludable” busca implementar un etiquetado frontal de advertencias de octógonos negros con la inscripción “Exceso en..” para advertir en los envases sobre el contenido excesivo de nutrientes críticos como azúcar, grasas y/o sodio. Además, está basado en el sistema de perfil de nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud, el que mejor se corresponde con las recomendaciones de las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA). A su vez, prohíbe la venta en entornos escolares de productos que cuenten con un sello de advertencia o más y restringe la publicidad dirigida a niños, niñas y adolescentes de estos productos.

El proyecto obtuvo media sanción del Senado en octubre del 2020 y el 13 de julio se emitió dictamen favorable en un plenario de las comisiones de Legislación General, de Acción Social y Salud Pública, Industria y Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia y de Industria de la Cámara de Diputados. Desde entonces, su tratamiento en Diputados está frenado.